martes, 4 de abril de 2017

Capítulo 162: “It’s A Mistake”. Men At Work.

video


Deprimartes erróneo:

“Salten a los refugios para escapar, los chicos ya están martillando sus armas. Díganos, General, ¿ya es la hora de la fiesta? Y si es así, ¿podemos ir todos? No crea que no lo sabemos, no crea que no lo intentamos. No vaya a pensar que somos demasiado lentos, es sólo que después va a ser inútil ponerse a llorar diciendo que esto fue un error. Porque es un error”. La banda australiana Men At Work, liderada por Colin Hay, sólo editó tres discos en un período de cuatro años, en el primer lustro de los años ’80. Con tan sólo eso les alcanzó para posicionarse como uno de los grupos más importantes del Novísimo Mundo. Después de tantos años, éxitos suyos como “Down Under”, “Overkill” o “Who Can It Be Now?”, además del que hoy nos ocupa, pueden escucharse con frecuencia en las emisoras de radio FM.

Los principios de los ’80 fueron una época en que las pocas guitarras que podían escucharse -entre tanto sintetizador reinante- siempre estaban marcando ese típico ritmo sincopado tan característico del Reggae y del Ska; y como la tensión de la Guerra Fría entre rusos y americanos seguía vigente, los videoclips de esos días solían estar plagados de mensajes antiarmamentistas. De hecho, una pancarta que puede leerse en este video reza: “Una bomba nuclear puede arruinar todo tu día”. Y vaya si esa es una gran verdad: “Después de que las risas se hayan apagado, y de que los chicos se hayan divertido, no quedará ya ruido en el campo de batalla; no hay mucho que decir. Ya hicieron que los enemigos salieran corriendo”. Y así es cómo la letra de esta canción se pone de pie con un aire de rebeldía ante la idiotez que demostraban aquellos que guiaban los destinos de unas fuerzas armadas que parecían cada día más sedientas de batalla: “No trate de decir que lo lamenta, no empiece con eso de que él desenfundó su arma primero. Porque si bien ya hasta han atrapado al viejo Ronnie, no vaya a creer que él es el único que anda por ahí diciendo que todo esto es un error”. Oceanía ha sabido hacerle una contribución bastante particular al Rock. Además de próceres como The Bee Gees y Nick Cave, ya para la época de Men At Work le habían aportado a la escena musical nombres tales como los de Midnight Oil, AC/DC, INXS, y Crowded House. Casi nada, eh. Y en mayor o menor medida, todos ellos tenían una condición contestataria en sus letras, propia de un pueblo duro que ha sabido prevalecer aún frente a las inclemencias de una tierra tan salvaje.


“Díganos, Comandante, ¿usted qué piensa? Porque aquí todos sabemos que usted ama el poder. ¿Por eso es que hemos llegado a esta situación? Desearíamos que usted ya tirara la toalla”. La actitud rockera jamás se ha llevado bien con el militarismo. De hecho, siempre ha estado en las antípodas de todo tipo de cuestión castrense. Este videoclip se especializa en mostrar a los líderes militares como zopencos imcompetentes, cuya única función aparente es destruir a la humanidad por descuido, como ocurre en la escena final del mismo: “No vamos a desaparecer tan pronto, no en nuestro mejor momento. Así que mientras silbamos nuestra tonada favorita le mandaremos flores y una tarjeta que diga que todo esto es un error”. ¡Feliz Deprimartes!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario